miércoles, 8 de junio de 2011

Sentimiento de grupo

Los aviones comunes son unas aves sociales muy entretenidas de observar. Yo los tengo instalados en mi casa y les he visto hacer los nidos y lo complicado que les resulta hasta que aprenden. A veces el primer nido les sale mal y se cae. Cuando lo tienen construido se mete la pareja dentro, juntos, y se les oye su gorgeo, como una parejica contándose “sus cosas”. También cuando hace mal tiempo suele entrar la pareja y a veces asoman su cabeza igual que cuando miramos por la ventana. El año pasado cuando regresaron en primavera, entraron en el mismo nido hasta 4 ejemplares juntos (tal vez la pareja y los hijos del año pasado ¿?).


Avión común construyendo un nido. No le salía bien y acabó en el suelo. Luego le fue mejor

Un curioso comportamiento que había observado varias veces es cuando se junta grupo de aviones revoloteando alrededor de un nido y uno tras otro van haciendo pasadas por la boca de entrada. Una de las cosas que pensaba es que incitaban a un joven a salir del nido ya que casualmente este comportamiento lo había observado hacia el final del verano. Sin embargo el otro día había un grupo de unos 20 aviones en esta actitud. Uno tras otro se acecaba a la entrada de un nido, gritando. Me quedé viendo y al poco vi asomar del mismo la cabeza de un gorrión.
Siempre me ha llamado la atención ese comportamiento de grupo enfrentándose a un depredador/intruso.


Otro comportamiento que me llamó la atención provino de un ave que vi cernida. La tenía a contraluz, pero por tamaño no era ninguno de nuestros dos especialistas. Muy grande para ser un cernícalo, muy pequeño para ser una culebrera. El tercero en la lista suele ser el ratonero, y no falló. No es un especialista en la materia, pero tampoco es raro verlo cernido. Así estuvo un buen rato , clavado, antes de bajar a por su presa. Y precisamente fue eso, la presa que cogió, lo que me llamó la atención: una hermosa culebra. Tal vez estuviese ya moribunda, no lo sé.  Para un no especialista en serpientes coger un animal de ese tamaño conlleva un gran riesgo. No vi cómo la cogía, una lástima. Les vi cuando retomaron el vuelo, y se alejó con las patas muy estiradas y la culebra entre las garras.

Los ratoneros también se suelen quedar "clavados", pero en la versión de sin movimiento de alas, por ello necesita viento de frente.
 

Cogujada, cantando al atardecer



Pollo de golondrina. La nueva generación ya surcan los cielos



Escribano soteño macho




Jilguero


Zarcero común. Me miraba como diciendo ¿aún sigues ahí, so pelma? Así que no tardé en dejarle con sus cantos


En estas fechas el campo está lleno de insectos y flores. Todo merece nuestra atención.




5 comentarios:

Oscar (overkill) Guindano dijo...

Buen reportaje Javier! Como siempre, muy buenas fotos!!!

Salu2

Javier dijo...

Gracias Oscar
Aprovecho para decirte que me gustó tu relato en espera del búho chico.

un abrazo
Javier

mikelgar dijo...

Qué hay Javier. Precisamente, hará unos diez días salía yo de Garde y se me cruzo un Galforro con una culebra entre las garras...quizás hubiera sido atropellada, no lo sé, pero me pareció curioso.
Otra cosa;has tenido un lapsus!
En tu blog, es prácticamente el único sitio donde veo Hortelanos y...je,je,je... ese que has puesto no es uno de ellos.
Salud camarada!

Javier dijo...

Gracias Mikel, lo corrijo.

La costumbre ;-)

becacin dijo...

Bonita cronica con buenas fotos y agradable texto.......y mira por donde yo tambien vi un "galforro" atrapando una a culebra (muerta??) en la carretera del pantano.

En cuanto alo delos gorriones eria curioso observar si les quitan el nido antes de criar u ocupan nidos viejos........???

Yesa.....
Saludos camperos