lunes, 27 de junio de 2011

Oropéndola

Tan bonita como tímida. La oropéndola es una de las aves más vistosas de nuestra fauna, pero también es un ave casi imposible de ver a placer. Su característico canto se oye en casi todos los sotos y robledales de la zona, pero disfrutarla es otra historia. Lo máximo a lo que solemos aspirar es a verla salir volando, alguna vez adivinamos su presencia entre las hojas y sólo muuuuy de vez cuando sale a pecho descubierto, pero eso son momentos que la diosa fortuna los guarda en un cofre especial bajo 3 llaves.

El sábado fue uno de esos días en que abrió el cofre y me mostró un espectacular macho. Estaba sentado bajo un roble y por un agujero entre las hojas lo vi posarse. Me puse tan nervioso que casi no logro sacarle la foto. Había estado sacando aves en vuelo y no había cambiado el enfoque, por lo que cuando fui a retratarla me enfocaba a las hojas cercanas y no a la oropéndola. Los segundos para rectificar la cámara fueron eternos procurando no ser violento en movimientos y delatar mi presencia. Hice los cambios, enfoqué y esta vez sí. Me permitió hacerle dos disparos uno mirando a la derecha y otro a la izquierda y ahí acabó el momento de gloria.



4 comentarios:

Oscar (overkill) Guindano dijo...

Estupendo!!!!!!!! Eso si que es sangre fría y "pofesionalidad"! Menudas fotos tan guapas! Si señor!!! Enhorabuena!!!

Salu2

Ricardo Rodriguez dijo...

!QUE ENVIDIA¡
felicidades por las estupendas tomas. yo estoy detrás de realizar una foto a las oropendolas desde hace tiempo. Un abrazo

becacin dijo...

Pues gloria si breve dos veces gloria!!
Doble motivo por bonita y por desconfiada....
Saludos camperos!!

AVES OF HEAVEN dijo...

ya te vale enhorabuena la envidia del cortijo,fotón.
un abrazo
Miguel