martes, 27 de noviembre de 2012

Castores en acción

Son ya varias las entradas que he dedicado a los castores Castor fiber (si os interesan pinchando en la etiqueta podéis verlas). Esta vez lo que toca es un poco de etología mostrada en breves videos.

He visto al castor durante el día varias veces. Pero no es un animal muy "entretenido". O bien está en la orilla alimentándose o bien en su tranquilo nadar como un tronco flotante. Por las noches es cuando está más activo y cuando más sale a tierra, por ejemplo para tirar los árboles.
Hay veces que tirar un árbol de cierto porte le puede llevar meses, otras veces la cosa va rápida. Hay árboles que se queda la tarea a medio hacer y sin embargo suele tener varios árboles empezados ¿cuánto tiempo dedica a roerlos? ¿cada ejemplar sólo roe un árbol? ¿lo hacen siempre a la misma hora? Tenía cierta curiosidad y para aclarar dudas me ayudado de una cámara de fototrampeo.

Los vídeos logrados son muchos y os enseñaría varios que a mi me resultan interesantes pero como la calidad es mala (y en el blog pésima) y por no hacer la página muy pesada os pongo sólo una pequeña muestra del comportamiento nocturno del beaver.



Este primer video es simplemente el típico de cómo llega con su lento caminar, se encarama al árbol y empieza su tarea.
No es un animal de costumbres muy fijas. Quiero decir que no siempre aparece por el mismo sitio. Le he visto entrar a este árbol por la dcha, por la izda, por delante y por detras. Ni tampoco llega todos los días a la misma hora. De hecho hay días que viene varias veces, otros ninguna... En fin, que para hacer una espera y verlo no lo pone fácil.



video




En este segundo vídeo no viene solo. Le acompaña uno de sus vástagos. ¿colaborará en la tarea?











video


Pues no, no colabora. Al menos no he grabado ningún video donde esto suceda. En el vídeo que sería la continuación a la foto, el joven se da media vuelta y sale corriendo y en el que os pongo pues ya veis... hace lo de todos jóvenes, intentar jugar. Y el adulto... que me dejes, que tengo trabajo...




El castor aquí no tiene depredadores (excepto los técnicos de medio ambiente encargados de su eliminación). Sin embargo suele mostrarse cauteloso. En este tercer video algo le ha llamado la atención, se le ve erguido, en postura que recuerda a sus parientes las ratas, olisqueando el ambiente y acaba con un sorprendente salto tipo canguro. Me resultó curioso.
Fijaros lo roído que está aquí el árbol, la diferencia con el primero son dos semanas



video



Y aunque como digo no tiene enemigos, sí tiene, (como t´ol pichichi), vecinos con los que convivir. Por delante de esta cámara desfilaron la nutria, la garduña o la gineta (entre los más interesantes). La que más juego me dió fue la gineta, muy activa en el lugar. El momento que recoge esta foto para mi es GENIAL. Aparece el castor y la gineta esta subida a "SU" árbol.... 






¿No vendrás a tirarme el árbol, no?... antes de darle al vídeo aventuraros a adivinar lo que sucede en los 10 segundo siguientes...





video


Pues esto... ehmmm... bueno.... pues, que sí... ehhh... que ya me iba....


Pues sí, el indeciso castor recula ante una impasible gineta.

Me da pena que no se vean los vídeos con un poco mejor calidad, pero si le sacáis la cuarta parte del jugo que le saco yo, me doy por satisfecho.
En el tintero se me quedan muchas más cosas que os quería haber puesto, pero la entrada ya se alarga. Igual otro día.





martes, 20 de noviembre de 2012

Llega el invierno


Las pocas horas de sol que ya tenemos hacen que mis salidas al campo se restrinjan únicamente al fin de semana. Las aves ya van siendo las invernantes habituales: entraron los pinzones reales, escribanos palustres, milanos invernantes, muchísimo lúgano... He echado en falta las grullas, este año no he pillado un buen paso, apenas he visto media docena de pequeños grupos.

Ya están los grandes bandos de estorninos pintos...


 
 
...también han llegado un grupillo de reidoras que siempre animan las balsas de la depuradora...



...y en La Mueda hay un buen número de palustres...
 
Sin embargo avefrías, muy pocas




Y de los de casa os dejo os par de fotos. Una de un cernícalo que enseña su cola semimudada con un claro contraste entre las plumas jóvenes y las de adulto y otra de una tardana ceba de cogujadas.









Y en el río sigo viendo de manera más o menos habitual a la nutria pero hace tiempo que no disfruto de una laaaarga y cercana exhibición. Ya las echo de menos



martes, 23 de octubre de 2012

Mientras LLOVÍA

Lo de este fin de semana en Sangüesa ha sido más que llover. Impresionante la cantidad de agua caida y la forma de hacerlo, sobre todo el viernes por la mañana. Os pongo algunas cosillas reseñables mientras caía el diluvio.

En octubre y noviembre se ven facilmente los mirlos acuáticos en el río Aragón.







Pero el otro día me llamó la atención su comportamiento. Mientras miraba el río de chocolate que bajaba, vi a este pajarillo tirándose a la espuma que se forma en el rebufo de la presa. Se tiraba, se quedaba ahí medio sumerjido, volaba y volvía a tirarse. Alimentándose ¿? o simplemente jugando...






Como todo era un "humedal" pues las aves se veían en cualqueir lugar.


Se dejó ver alguna gaviota grande, pocas, como esta sombría.


Lo que más había eran grupos de aves pequeñas, como de pardillos y tarines (lúganos). También llamativa la cantidad de golondrianas que vi. Tras las lluvias desaparecieron.
Los milanos ya andaban en buen número en el dormidero.



Vi varios grupillos de lúganos


Toda una sorpresa fue ver este sisón completamente empapado. Años atrás este ave criaba en la zona pero ahora ya nos tenemos que conformar con verlo muy de en vez en época de paso.






También vi algunos mamíferos como corzos, zorro o este jabalí que sorprendentemente se aventuró en plena luz del día a darse un garbeo.





Pero lo que más había eran pajaretas. Cientos de lavanderas y entre ellas...





descubrimos a la original, a la auténtica, a la verdadera LAVANDERA BLANCA...



Todo un flash ver a copito de nieve en vuelo. Destacaba muchísimo. Una pena que no se dejó fotografiar más que testimonialmente porque era un bicho curioso




La descubrimos en un mal momento. Nada más hacerlo empezó a desfilar una retaíla de coches que la espantaron. Y es que alguien poco prudente se había aventurado a cruzar un barranco que no debía.





La fuerza del agua el enorme y estos días se ha llevado por delante todo lo que pillaba



Aqui un molón en medio de una cerrada chopera. Increible como se metió entre los árboles. Cualquiera lo saca...

Os dejo alguna foto para los que conozcáis la zona veais cómo estaba todo




Este es el barranco de la depuradora metiéndose en el campo aledaño



La Onsella. Nuestro diminuto río femenino. El día anterior el nivel estaba por encima de los arcos. Impresionante.


Aquí la Onsella saliéndose de madre e inundando los campos. El día anterior lo mismo pero con un metro más


jueves, 4 de octubre de 2012

Parahelio

El martes cuando iba a salir de trabajar miré por la ventena y vi el sol tapado por una fina capa de nubes.  !anda... si no es el sol, si el sol está más a la derecha!. Era un parahelio y me alegró verlo porque hacía tiempo que no veía uno. No tenía la cámara así que las fotos que os pongo son de otra ocasión.

Un parahelio es un fenómeno curioso que si tenéis costumbre de mirar al cielo, de vez en cuando se puede disfrutar. Es como si a la derecha, a la izquierda e incluso a ambos lados del sol hubiese salido otro sol, más pequeño y menos brillante. Para que se produzca tiene que haber nubes del tipo cirros y suele producirse a primeras o últimas horas del día. Yo todas las veces que lo he visto es al atardecer. Pero probablemente porque es cuando tengo ocasión de estar al aire libre.

Los cirros son nubes de tipo alto con aspecto como fibroso o manchas lechosas semitransparentes y que en realidad son cristales de hielo que hacen que de vez en cuando por esas cosas de la refracción produzcan "fenómenos lumínicos".



El verdadero sol está a la derecha y entre las nubes se ve brillar otro más pequeño y que suele acabar viéndose como un trocito de arcoiris



No tengo buenas fotos de este fenómeno pero creo se puede apreciar.


El verdadero sol estaba a la derecha y aquí se puede intuir



El día acabó con un magnífico espectáculo de luces que tampoco fotografié. Pero sí lo he hecho en otras ocasiones. Os pongo otras de un día cualquiera. Y es que basta levantar un poco la vista para disfrutar de maravillosos espectáculos que no solemos valorar.







lunes, 24 de septiembre de 2012

Algunas cosas de septiembre

No he podido disfrutar del campo todo lo que me hubiese gustado este mes de septiembre. Demasiadas turbulencias por la azotea y poco tiempo para el mejor antídoto: la naturaleza.

A principios de septiembre desapareció el págalo rabero de la depuradora, el último día que lo vi fue el viernes día 7. Las balsas se quedaron un poco vacías sin su presencia, pero el campo siempre tiene algo que ofrecer y más en estas fechas.



El paso de los mosquiteros fue notorio.




Los zarceros son más discretos pero también se dejaron ver.
 

Como en todos los pasos, los cerrojillos abundantísimos
 


Papamoscas reconvertido a papamoras. ¿quién se resiste a un buen postre?



 


Las collalbas están estos días por todos sitios 



En la depuradora aparecieron un par de zampullines cuellinegros. La segunda vez que veo aquí esta especie. Siempre al margen del grupo de unos 30 zampullines chicos que pululan en la última balsa.

Y La Mueda de nuevo se ha vuelto a llenar de carriceros y pechiazules. Espectacular el número de ambas especies. En el pico, los carriceros pasaron con toda seguridad de los 100 ejemplares pero aguantaron poco. Los pechiazules también se acercan a ese número y siguen ahí.




Los carriceros se dejaron ver muy bien.





Los pechiazules andan más metidos en el maizal aledaño y no he tenido la ocasión de fotografiarlos


a pesar de ser decenas los allí presentes...






En el río volví a disfrutar con la nutria. Después de todo un verano con apenas un par de tímidos contactos, este fin de semana me regaló uno de esos momentos sumamente gratificantes con un ejemplar a muy escasos metros y durante mucho rato. Qué placer!

Y también presté un poco de atención a unos preciosos animales de los cuales no conozco prácticamente nada. Gracias a Pedro Arratibel que les puso nombre a alguno de ellos y me proporcionó información para adentrarme un poco en su mundo.



Tandem de Lestes barbarus




Los "caballitos del diablo" más pequeños y discretos y las libélulas mucho más llamativas, más bien ESPECTACULARES.





En muchas especies las hembras son amarillas y los machos rojos. Cuando están apareándose es fácil comprobarlo. A veces, he visto que tras el apareamiento siguen volando juntos. El macho sujetando a la hembra y ésta va haciendo incursiones depositando los huevos en el agua.


Crocothemis erythraea, macho



Sympetrum fonscolombii, hembra


Y esta maravilla azulada parece ser un macho de Orthetrum brunneum



Y es que tengo que prestar más atención a estos preciosos seres