martes, 16 de noviembre de 2010

Escocia 2ª parte - los acantilados

Sin duda lo mejor de Escocia, ornitológicamente hablando, son las colonias marinas. IMPRESIONANTES. Pude visitar la zona de Duncasby/Dunnet Head, una preciosa zona de acantilados y con vistas de las cercanas Orkney,

Acantilados de Duncasby, expectacular sitio e importantes colonias de aves marinas
   
pero donde disfruté la tira fue en Handa island. Cruzando, ya nos subió la adrelina con el arao aliblanco, y una vez en la isla a alucinar con los vuelos rasantes de los págalos árticos, decenas de págalos grandes patrullando la zona, el vuelo suspendido de los fulmares, los frailecillos posando a tu lado, alcas y araos a miles... Una pasada

La pequeña isla al fondo a la izda es la maravillosa Handa


 Mientras cruzas la isla al ir o venir de los acantilados, se disfruta fundamentalmente de los págalos.


Págalo grande

Las pasadas de los págalos son impresionantes, llegando a tocarte. Aquí el hijo "sufriendo" uno de los ataques

 

Págalo ártico en postura menos agresiva
 
Y ya en los acantilados, miles y miles de aves. Todas las horas que pasas son pocas y no da tiempo de ir asimilando tanto que ver. Observar la vida de la colonia; cómo los de la 4ª repisa se cagan encima de los de la 3ª; págalos en el mar devorando pollos caídos; el bullicio; el olor a guano...

Nuestros "pinguinos" del norte


De arriba a abajo la distribución habitual es frailecillos, fulmares, tridáctilas, alcas y araos y en la parte más baja los cormoranes moñudos.


Los fulmares son muy agradecidos. Primero porque son los que hacen los nidos más arriba y por tanto los que mejor se ven, y segundo porque se quedan suspendidos en la térmica del acantilado sin importarles la proximidad de la gente.



Frailecillo o puffin, la estrella lugareña




 

    
Alca.  Verle abrir el pico es una delicia. Me quedé sorprendido con ese colorido


De las colonias marinas me iba con enorme pena, pero lo bueno es que en cualquier sitio había aves con las que disfrutar: bisbitas costeros, lavandera blanca enlutada (sbsp yarrellii), eider, lúganos, barnacla canadiense..


o especies como esta chocha, tan difícil de pillar asi de tranquila por nuestra tierra

y aves que aunque en invierno las vemos de forma más o menos regular, aquí están con el plumaje nupcial, y ciertamente, parecen otras. Como los colimbos. 

Colimbo ártico con sus pollos recién nacidos, el otro miembro de la paraje estaba también al lado.
Bastante tímidos pero con unos plumajes que nada tienen que ver con los invernantes que aquí vemos. Fueron de las aves que mejor sabor me dejaron. Además los árticos los esperaba en menor número de los que vi.


Y no sólo de las aves se puede disfrutar. El otro plato fuerte de su fauna fueron los mamíferos marinos que desde la misma costa se pueden observar.




observar focas es otro de los alicientes

Un lugar para volver...



1 comentario:

Ricardo Rodriguez dijo...

Que envidia me das.
Unas fotos excelentes