lunes, 4 de junio de 2012

Castores - Cap. III


He tenido varias oportunidades de observar este animalillo y poco a poco me he ido familiarizando con él.




Es impresionante la fácil adaptación que ha tenido desde su reintroducción. Primero oi que el número de castores soltados fue de 10, luego oi que 20. Cualquier especie de sus características del que sólo hubiese 20 ejemplares diríamos que está abocada a su extinción en breve. Sin embargo, a pesar de que se intenta eliminar, su número ha ido creciendo. En Navarra ha subido por el rio Aragón y de ahí al Irati. Son las zonas que yo frecuento. Pero está en la Rioja, Álava y en Aragón por debajo de Zaragoza.

Parece que últimamente el Gobierno de Navarra ha lanzado una ofensiva un poco más seria para su erradicación. Entiendo que no se puede permitir que nadie introduzca especies por su cuenta y riesgo, pero sigo sin tener claro si este animal tiene cabida en nuestro medio. La UICN lo tiene catalogado en la lista roja europea. Os adjunto el mapa que ofrece, donde figura como reintroducido en España con un minicírculo que ahora debería ser bastante más grande.
Más información en la página de la UICN:  http://www.iucnredlist.org/apps/redlist/details/4007/0





Por sus ratros tan evidentes, es un animal muy fácil de detectar, incluso sus grandes madrigueras, siempre cercanas al río. En invierno, al haber menos materia vegetal, come las cortezas de los árboles, y aunque le pega a todo tiene preferencia por los sauces.
Los árboles que tira le gusta que caigan dentro del agua. Las veces que yo le he visto alimentándose iba al árbol caido, cortaba una rama, cruzaba a la otra orilla y allí, medio metido en el agua lo roía. Cuando estaba totalmente pelado volvía y repetía la operación.



En los tres lugares donde le he visto alimentarse cruzaba a la orilla opuesta y allí roía las ramas


Hay castores bastante discretos. Tiran un árbol, éste cae al agua y pasa mucho tiempo antes de que vuelvan a tirar otro. Hay zonas donde los árboles tirados son más pequeños y consecuentemente el número de ejemplares roidos mayor y hay zonas excepcionales donde te echas las manos a la cabeza con decenas de árboles tirados. No sé si por castores jóvenes inexpertos o por alguna otra razón. Roen los árboles que no están en la misma orilla y en ese caso es dificil que puedan llegar al suelo, se quedan apoyados en los árboles contiguos, con lo cual todo el trabajo no ha valido para nada y hay que volver a tirar otro, y otro, y otro...



Zona con varios árboles de porte pequeño tirados de manera más o menos "eficiente" (la mayoría han llegado al suelo y preferentemente dentro del agua)


Este chopo no lo tiró el castor pero lo aprovechó casi en su totalidad. Este ejemplar es de los "discretos"


Los trozos que va cortando los roe en la misma orilla, muchas veces dentro del agua.


No tengo buenas fotos porque siempre que he llevado la cámara la luz era muy justa para sacar algo decente, pero como no es fácil verlo fuera del agua os pongo algunas de ellas.




Su medio es el agua. Y estando en ella es muy confiado, lo puedes tener a un par de metros sin problema. Aparte de observarlo alimentándose a veces lo veo nadando. Pienso que recorriendo su territorio con fines "sociales", intentando detectar quien más anda por ahí. Nada pegado a las orillas y cuando cruza el rio lo hace generalmente por la perpendicular.

Sólo en una ocasión lo he visto en el mismo plano que a la nutria. Pasaron muy juntos. Cada uno a lo suyo, la nutria en medio del rio con continuos buceos en busca de comida y el castor con su típico nadar recto con la cabeza continuamente sacada.


Castor nadando


Aquí se le aprecia su cola. Cuando está en el agua y siente peligro da un golpe muy sonoro con ella y todos se sumerjen.


3 comentarios:

Ricardo Rodriguez dijo...

Gracias por compartir estos momentos con nosotros. Un lujo

mikelgar dijo...

Nuestro corresponsal en la merindad sangüesina se muestra tan eficiente como siempre.
Salud!!

miradadelince dijo...

Muy interesante. Es la primera vez que veo fotos de estos ejemplares españoles.
Evidentemente no eran maneras esas de reintroducir a la especie, pero fue una especie que habitó nuestra naturaleza hasta hace poco por lo que yo los dejaría. Todavía los exterminan y luego dentro de unos años se sacan de la manga un macro plan de cría y reintroducción...verás.