miércoles, 5 de octubre de 2011

Salida al mar

Ir al mar a disfrutar de las especies más pelágicas es todo un placer, siempre y cuando no decida ir contigo el peor compañero de viaje posible: el mareo (Mikel, inevitablemente deambulaste por mi mente). El pasado día 1, junto a José, Lander, Diego y Oscar acudimos a una salida marina desde Bermeo. Varios días de viento sur no invitaban al optimismo, pero no estuvo mal. El número de aves vistas fue escaso, no así el de cetáceos. En el blog Demencia ornitológica tenéis un exausto detallade de todo lo visto.



La pardela más abundante fue la capirotada. Vimos alguna balsa, pero no aguantaban nuestra cercanía y levantaban.







Págalos pocos, pero alguno se acercó.






De lo mejor este adulto de pomarino, con su patente cucharón.

Y de lo que sí disfrutamos fue de los cetáceos:



Aparecieron los delfines mulares, y me entretuve más en verlos nadar bajo el barco que en fotografiarlos




y mucho calderón


Algunos asomban al lado del barco emitiendo su suave resoplido





Aquí se aprecia mejor el resoplido


Éste tenía unas marcas características



Y éste lo que tenía era una fea herida en la base de su aleta


Tras la más que agradable salida al mar, aún nos dio tiempo de pasarnos por Txingudi que estaba ciertamente entretenido. El águila pescadora, el eider o la polluela pintoja que vimos hubiesen sido excusa más que suficiente, pero además había bastante limícola y una tarde de auténtico verano.




Un placer

3 comentarios:

Oscar (overkill) Guindano dijo...

Buenas fotos y buena salida!! Ya me gustaríaa mi!!! Pero yo me mareo solo con el agua de la piscina... jajajaja
Estaba la pescadora en Txingudi? que rabia!!! estuve a punto de ir!!!

Salu2

elcamperoinquieto.com dijo...

Muy buena jornada, desde luego la siguiente me apuntare.......como tiene que ser oir respirar a esos animales!
Saludos camperos.

mikelgar dijo...

Gracias por tenerme en tus "oraciones"!! Ja,ja!!