lunes, 18 de abril de 2011

No están todas las que son...

... pero casi. Ya van llegando todas especies estivales. Pude disfrutar con la presencia del bisbita campestre, codorniz, curruca mirlona, abejarucos, ruiseñor, aguilucho cenizo... y algunas de paso como colirrojo real, tarabilla norteña, garza imperial e incluso el mirlo capiblanco.



Collalba rubia


Collalba gris

Entre las habituales me llevé una grata sorpresa con la cantidad de parejas de perdiz que pude ver en una vuelta mañanera. Conté 13 parejas. Lo cual no está nada mal para el penoso momento que atraviesa esta gallinácea. A ver si este año se da bien la cría y vuelve un poco de esperanza.




Perdiz roja. Me alegré de ver tantas parejas


Los trigueros son tremendamente confiados. Este parece que se duchó y peinó para salir guapo en la foto

En la balsa de La Mueda siguen las grullas que parecen haber cogido gusto al lugar. En paso algún carricerín.


Carricerín común

 Y en la depuradora no ha habido mucho trasiego, o al menos no lo he pillado. Apenas unos archibebes claros y unas cigüeñuelas.


Archibebe claro

La algarabía la ponen los chorlitejos chicos y los andarríos grandes con sus persecuciones.


Chorlitejo chico

Sin embargo los patos han pasado a la siguiente fase. Sólo se ven machos que pasan largas horas tumbados al sol. Parece que hasta aquí no han llegado los planes de igualdad de la Bibiana Aido y sólo son las hembras las que se dedican a las tareas familiares. Entre los 40/50 patos que se ven apenas 3/4 hembras.



Ánade real.

 El paso de lavanderas no atraviesa por buen momento y apenas se ve alguna. Las pocas que ví flavas y una flavíssima



Lavandera boyera

  
Macho de flavissima tragándose un insecto




Las golondrinas preferían tragar piedras. Esta era pequeña pero una compañera se tragó otra bastante más grande

La semana pasada subí a Leire. Estaba muy movido. Acentor común, herrerillo capuchino, verderón serrano, piquituertos... Muy entretenido.


Acentor común. En estas fechas te das cuenta la cantidad de ellos que hay. Luego pasan desapercibidos


Verderón serrano


Y por supuesto no faltaron las cabras.


La gayuba ha florecido y cubren grandes superficies


El canto del mosquitero papialbo se ha generalizado en las zonas arboladas

Los corzos tampoco faltaron este fin de semana . Tuve un encuentro "diferente". Vi este ejemplar aliméntandose. Lo esperé agachado tras una pequeña mata de escaramujo. Venía hacia mí. Se mosqueó, me vió y me ladró. Hasta ahí, normal. Lo "especial" vino cuando en vez de salir corriendo para otro lado, lo hizo derecho hacia mí, mientras me lanzaba tres o cuatro ladridos más. Se llegó a quedar realmente cerca sin parar de gritarme, imagino que retándome. Ver una persona así, con la forma pequeña y redonda que da el estar de cuclillas, probablemente le descuadraba y creo que dudaba entre arremeter contra ella o salir huyendo por precaución. Pudo más lo segundo pero sin acabar de convencerle y estuvo, ya metido en la vegetación, rondándome y ladrándome durante un buen rato.



Corzo con un buen par. Me regaló un agradable e intenso momento.



Seguramente este sea un "menhir" moderno (o no ¿?) ya que anuncia el paso a una finca. Pero podría dar el pego

3 comentarios:

becacin dijo...

Buen bicherio,desde luego de lo mas variado en especies y habitat,que ganas tengo de pasar horas y no un ratico bicheando.Suerte de vivir en una provincia como Navarra,tan variada y pequeña.
Saludos
www.elcamperoinquieto.com

Xabi Remírez dijo...

Hola Javier,
Llevaba una temporada sin leerte y en un rato me he puesto al día. Ha sido un rato la mar de entretenido.
Unas fotos geniales. Qué ganas de pajarear por aquellas tierras...
Un saludo,
Xabi

Javier dijo...

Desde luego vivimos en lugar privilegiado, donde se puede pasar de ver especies alpinas a esteparias, atlanticas a mediterráneas en un momento. Efectivamente un lujo.

Siento la demora del comentario pero he estado unos días sin acercarme a un ordenador.

Un saludo
Javier